24
Jun

Mantén tus puntas a raya en verano

EL MILAGROSO ACEITE

El aceite de oliva tiene infinidad de beneficios y no debería faltarnos en casa, porque es un ingrediente muy utilizado tanto para mejorar nuestra salud como nuestro aspecto. Después de lavarte la cabeza, aplica unas gotas de aceite de oliva en las puntas y seca muy bien tu cabello. Haz esto una vez a la semana.

Pero no solo el aceite de oliva es bueno para el cabello, el aceite de coco es muy hidratante, por eso es un gran remedio para los cabellos secos y  dañados por el sol. Aplica unas gotas de este aceite en las puntas después de haberlo lavado.

HUEVOS Y MIEL

Mascarilla casera. Lo primero que tienes que hacer es coger un huevo o dos (dependiendo de como tienes de largo el pelo) y tres cucharadas soperas de miel. Mezcla los huevos y la miel hasta que estén perfectamente integrados y  pon la mezcla sobre tu pelo, colócate un gorro de plástico y deja que actué 30 minutos. Por último enjuaga y lava tu pelo de forma habitual.

MAYONESA

Este remedio es muy antiguo y muy efectivo, aunque también algo pringoso. Sobre el pelo húmedo aplica un poco de mayonesa a lo largo de todo el cabello, después ponte un gorro de plástico y deja que actué durante 30 minutos. Enjuaga y lava tu cabello de forma habitual.