11
May

Cómo elegir los pendientes de boda según nuestra fisionomía

La variedad es infinita cuando hablamos de pendientes. Distintas formas en diferentes tamaños, con adornos o sin ellos… La elección parece sencilla, nos quedaremos con los que más nos gustan, pero ¿Son estos los que mejor nos sientan?

No todas las joyas sientan igual de bien (o mal) a todo el mundo. Al igual que ocurre con la ropa sucede con las joyas. Si tus pendientes no encajan con la fisonomía de tu rostro y cuello tu imagen se verá afectada y no lucirá como deseas.

Para que siempre aciertes con tu elección hoy desvelamos las claves para encontrar los pendientes perfectos según tu rostro y cuello.

  • Rostro redondo: Los pendientes largos son ideales para este tipo de rostro. Con ellos se crea un efecto óptico que parece alargar  los rasgos faciales. Pero si las maxi joyas no van con tu estilo, no te preocupes,  también puedes elegir pendientes pequeños con detalles cuadrados, rectangulares, triangulares… Cualquier forma  excepto la redonda  te resultará favorecedora.  Debes huir de los pendientes con formas circulares como los aros ya sean grandes o pequeños ya que estos remarcarán la redondez del rostro.  
  • Rostro cuadrado y rectangular: Estos rostros tienen los contornos muy marcados por lo que nuestro objetivo será suavizarlos. Para ello utilizaremos pendientes con forma redonda. Estos, al contrastar con la forma del ovalo facial crean armonía en el rostro. Teniendo esto en cuenta, escaparemos de pendientes con diseños cuadrados o rectangulares.
  • Rostro triangular: Los pendientes XXL son ideales para este tipo de ovalo. Puedes elegir unos aros grandes, o unos pendientes largos con formas circulares, te sentarán  genial.  Las únicas formas que debes evitar son las triangulares.
  • Rostro ovalado: Si tu rostro es así eres afortunada. A las facciones ovaladas les favorecen todos los pendientes, puedes llevar  cualquier forma y tamaño, todos te sentarán bien.

    También debemos tener en cuenta la  talla de nuestro cuello:

    • Cuello largo: Puedes ponerte las joyas que desees, pendientes pequeños, medianos o grandes. Pero hay un diseño que no puede faltar en tu joyero y son los pendientes largos. Si no los tienes aun, hazte con unos porque éstos te favorecen especialmente.
    • Cuello corto: Si tu cuello es así, debes evitar llevar pendientes largos ya que estos crean un efecto óptico de disminución poco favorecedor en este tipo de cuello.  Los pendientes pequeños son el must de tu joyero, no te pueden faltar unos así.